El arte de resolver conflictos II

Si el artículo anterior os dejó con la miel en los labios sobre cómo afrontar los conflictos con éxito, hoy os hablaré un poco más de la interesante ponencia de Marian Buján, directora de Fim3 Forma- Innova – Motiva , en la CAEB. 
En el post anterior evidenciábamos la importancia de aceptar el conflicto como algo normal en el día a día, tanto a nivel personal como profesional y que debemos darle un enfoque positivo orientado a su resolución.

Existen discrepancias constantes entre personas y organizaciones por una diferente percepción sobre un mismo hecho. El conflicto surge incluso también en nosotros mismos reiteradamente cuando se nos plantea la tensión entre dos deseos. Negar estos hechos propios o ajenos, es como esconder la cabeza bajo la tierra y negar absurdamente lo evidente, el conflicto sigue ahí y, lejos de desaparecer, se agranda si se ignora.

 

No se trata de provocar conflictos, si no todo lo contrario, de entender y aceptar que suceden y cómo  nos afectan para poder darles una respuesta resolutoria. Una vez que hemos detectado el conflicto debemos analizar y comprender, bien como mediadores o como parte en el mismo, las actitudes adoptadas por las personas que intervienen.

Como explica Marian Buján, los motivos de un conflicto son a menudo como un iceberg en el que la reducida parte visible en la superficie son las razones aparentes o que se manifiestan, que no parecen en principio muy significativas y que pueden pasar desapercibidas hasta que es demasiado tarde para virar el rumbo y chocar con la gran masa sumergida del iceberg que se esconde bajo el agua cargado de razones reales e inconscientes. 

 

Evitar la arrogancia o “miedo a reconocer que tengo miedo” nos ayudará a reconocer que hay un conflicto y si conseguimos aprender la lección de “El conflicto es algo normal y hay que aceptarlo en positivo” podremos pasar a la siguiente lección: “un conflicto implica necesariamente un cambio”.

En el análisis del conflicto intervienen los niveles lógicos de conciencia descritos en la pirámide de Gregory Bateson y Robert Dilts: Identidad (¿quién soy yo?), valores (¿para qué?), creencias (por qué?), capacidad-competencias (¿cómo?) y conducta (¿qué?) con especial atención a los valores de cada persona, aquellos que no puedo ir en contra sin sentirme mal y que son importantes para nosotros como la lealtad, honestidad, dinero, familia,…algunos inamovibles durante nuestra vida y otros cambiantes a la largo de ella.

Al pensar en la gestión del cambio para resolver el conflicto, la mente nos lleva a preguntarnos cómo puedo hacerlo para cambiar a la otra parte del conflicto, creyendo que el arte de resolver conflictos consiste en manipular a la parte contraria para reconducirlo a nuestro terreno. Esto es sin duda un grave error que probablemente  nos abocará al fracaso. ¡El cambio empieza por uno mismo!

El primer paso es hacer autoconciencia, pensar cómo me siento ante los conflictos, cómo me afectan y cómo respondo, reafirmar mi voluntad de resolverlo cuestionándome incluso cambiar las creencias limitantes que nos autoimponemos, ¿estamos dispuestos a cambiar?

A la hora de abordar el conflicto, tras la instrospección personal anterior, debemos disociar la persona del problema, cada persona responde según sus propias circunstancias e intereses, debemos abordar el tema siendo gentiles con la persona y agresivos con el problema en sí, nunca al revés.
Llegados a este punto, intervienen factores de inteligencia  emocional, ¿cómo manejo mis emociones? ¿Cómo puedo decir lo que pienso sin morder? ¿Cómo hago para no ser ni felpudo ni erizo? Debemos generar el nosotros mismos el cambio hacia la asertividad, el punto intermedio entre dos conductas polares: la pasividad y la agresividad mientres practicamos la escucha activa hacia lo que el otro nos quiere decir con empatía y creatividad para ejecutar los cambios.

“La mejor solución a un conflicto es la que realmente da respuesta al conflicto afrontándolo”

En Aprens rrhh trabajamos como rádares de icebergs del conflicto, detectando con nuestra aplicación patrones de conducta que nos ayudan a prevenir en positivo los conflictos en nuestra organización o a detectarlos par apoder abordarlos de manera eficaz y resolutora. Si necesitas que escaneemos el océano humano de tu empresa para la detección y  prevención de problemas en recursos humanos, contáctanos a través de rrhh@aprens.es y te ayudaremos de forma ágil y sencilla con innovadora tecnología evaluadora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s